CH HOUSE EN VALLE DE BRAVO, MÉXICO

Revista Estilo Propio / 2020


Este proyecto se ejecutó sobre una vivienda existente, modificando espacios interiores y exteriores para generar una perfecta convivencia.

Tanto en CH House como en todos los proyectos de Luciano Gerbilsky arquitectos, se generó un concepto único, diseñando cada uno de sus muebles, luminarias, textiles, detalles y rincones.

Al entrar a CH House nos recibe una celosía hecha en madera con cuadros texturizados que te guía hacia el comedor o hasta el piso de arriba por un pasillo de las cuatro recámaras, unificando el diseño de todo el espacio.

El área social esta compuesta por una sala de estar para tv, un comedor frente a una cocina abierta con espacios amplios y grandes zonas de preparación y almacenado. Las mesas de comedor son hechas de madera de parota acompañadas de sillas de madera con piel de baqueta.

En el cuarto de la niña se eligieron colores de bosque, lambrin con cabeceras iluminadas forradas en lino beige y accesorios modernos. El de los niños con dos literas, lambrin de madera oscura y cabeceras en un color degradado de azul a beige con accesorios de muchas texturas geométricas.

En todas las habitaciones se creó un mueble con chimenea frente a las camas con nicho para la televisión. El cuarto de huéspedes tiene más intensidad en los colores, lambrin negro con la cabecera gris

La terraza es una zona techada conformada por una sala y comedor para 10 personas en el mismo espacio que la cocina exterior con una barra, plancha de Tepanyaki, horno y un gran asador estilo argentino con sus áreas de preparación correspondientes. Esta zona es ideal para disfrutarse en cualquier temporada y como extensión del espacio interior. A un costado de la terraza se encuentra el jardín y un jacuzzi con un par de mecedoras acojinadas con borrego.

Los elementos base están compuestos por la combinación de maderas naturales con terminados rústicos, combinadas con metales como el latón y el bronce con tratamientos avejentados. En los pisos se colocaron pieles de vaca. Se utilizaron textiles modernos en lino y mezclilla muy ad hoc con el entorno de Valle de Bravo para lograr una sensación acogedora.