Walden House

03 agosto 2015,   By ,   0 Comments

UN REFUGIO DE MONTAÑA IDEAL PARA COMPARTIR EN FAMILIA

ARQUITECTO

Luciano Gerbilsky / Luciano Gerbilsky Arquitectos

UBICACIÓN

Valle de Bravo, México

SUPERFICIE

520 m2

AÑO

2014

¡La Walden House es un sueño hecho realidad! Así describen esta casa los propios clientes, una pareja con tres hijos, que buscaban el lugar perfecto para compartir buenos momentos con la familia y los amigos. El primer paso fue adquirir el terreno ideal: un lote privilegiado, en medio del campo y con vista al lago principal del fraccionamiento Valle Santana, en Valle de Bravo. El proyecto debía entonces integrarse perfectamente con el entorno y sacar el mayor partido de las condiciones del lugar.

La volumetría parte de una composición muy clara entre dos volúmenes principales, uno de cubierta plana y otro con techo inclinado, que de inmediato generan relaciones muy diversas entre interior y exterior. Bajo la cubierta inclinada, que nos ofrece una sensación de dramatismo, está la zona social de la casa. Mientras que la cubierta plana, más recogida, sirve para albergar la zona de habitaciones.

El lenguaje arquitectónico, creado a partir de una serie de capas en diferentes materiales, hace que la arquitectura se vaya diluyendo en el paisaje. De esta forma los elementos más duros, como la piedra volcánica o el cemento, se van suavizando con las capas más externas en forma de celosías de madera. Estas últimas están hechas a partir de durmientes de tren reciclados y envuelven una serie de patios y terrazas exteriores que rodean la casa y sirven como extensión de espacios de servicio, evitando las ventanas directas al exterior. Los tonos oscuros y una paleta de colores neutros acentúan la integración del objeto arquitectónico con el paisaje.

En el interior nos encontramos con un espacio de doble altura, bajo la cubierta inclinada, en los mismos tonos neutros y oscuros del exterior. Un ambiente ideal para sentirse recogido y que contrasta con el paisaje exterior. Esta área social, en donde predomina la piedra y la madera, se abre a uno de los espacios más significativos de este proyecto: un deck exterior techado que alberga otro salón, comedor y un gran asador argentino. Al costado, ya completamente al descubierto, nos encontramos con una alberca y un jacuzzi. El interior de la casa se convierte así en el preámbulo de un gran espacio social que vincula la terraza exterior con el paisaje típico de montaña de Valle de Bravo.

Luciano Gerbilsky, como en todos los proyectos que desarrolla en Luciano Gerbilsky Arquitectos, cuidó hasta el último detalle del diseño interior de la Walden House. Los elementos de mobiliario, inspirados en los muebles tradicionales de rancho, están fabricados en madera y telas naturales; mientras que las piezas de iluminación, hechas en metal, nos recuerdan ciertos utensilios y herramientas para trabajar el campo. La tapicería de las sillas del comedor y la mesa de centro del salón, en un patrón de piel de culebra, así como los acentos de color verde y rojo de los textiles y algunos elementos decorativos, sirven como elemento de contraste y le dan un toque de sofisticación al espacio.

Así como cada detalle interior está cuidadosamente manejado, en el exterior aparece toda una propuesta paisajística que envuelve a la casa y potencia las características de la arquitectura y del lugar. A modo de sendero orgánico se recrearon una serie de situaciones diversas –un lugar de fuego frente al lago, un pequeño estanque o jardines marcados por diferentes tipos de vegetación-, que sirven para contemplar el paisaje o la Walden House desde diferentes perspectivas. El resultado: una pieza arquitectónica que se funde con el entorno y el refugio de montaña ideal para una familia.