HG HOUSE

02 marzo 2009,   By ,   0 Comments

UN ESPACIO QUE DIALOGA ENTRE LO INDUSTRIAL, AUSTERO Y MINIMALISTA

ARQUITECTO

Luciano Gerbilsky / Luciano Gerbilsky Arquitectos

TIPO DE PROYECTO

Vivienda unifamiliar

UBICACIÓN

Ciudad de México

SUPERFICIE

1.200 m2

AÑO

2008

HG House fue, para Luciano Gerbilsky Arquitectos, el primer proyecto de reestructuración completa de una residencia original. Situada en la colonia Vista Hermosa, en la Ciudad de México, esta casa debía convertirse en un espacio de convivencia muy familiar para una mamá, un papá y tres hijas, pero basado en un concepto fuera de lo común.

La casa está compuesta por dos plantas. En la baja se ubican sala, comedor, cocina, área de servicio y garaje, además de un salón de juego y una habitación para huéspedes con su baño. La alta se compone por la recámara principal, los cuartos de las tres niñas y un estudio. El jardín, en el primer nivel, resulta ser un lugar clave para la vida en familia, puesto que allí se encuentra el toque mágico de la vivienda: un muro de escalar para los chicos.

El espacio en general tiene carácter industrial, de loft moderno, austero y minimalista, para lo cual se tiraron las columnas entre secciones. El resultado: la apertura de espacios y la fluidez de la luz natural. El piso de cemento en áreas sociales y de madera en las privadas hacen juego con la sobriedad del colorido de las paredes y los muebles elaborados a la medida; una combinación que le otorga vigencia al diseño por lo ecléctico.

Un punto clave de este hogar es la cocina, pues a la familia le encanta preparar platillos. El piso de resina blanca brillante y en general los materiales blancos y muy reflejantes invitan la entrada de la luz. Por su parte, y como elemento distintivo de Luciano Gerbilsky Arquitectos, el diseño de cada uno de los baños es diferente. El de la habitación principal está lleno de detalles, mientras que el de las chicas tiene un mueble setentero, modernizado y futurista.

Sin embargo, el punto clave donde todos los rincones confluyen es el jardín. Los grandes ventanales del área social dan hacia él, lo mismo que la sala de juegos y hasta la recámaras de las niñas, quienes bajan y suben de sus habitaciones, como alpinistas, a través del muro de escalar profesional. Toda una aventura en medio del lenguaje sobrio y contemporáneo de la vivienda.