PROEPTA

EL DISEÑO DE ESTA FLAGSHIP STORE ESTÁ HECHO A MEDIDA, PARA DESTACAR CADA ELEMENTO DE EXHIBICIÓN

ARQUITECTO

Luciano Gerbilsky /Luciano Gerbilsky Arquitectos

TIPO DE PROYECTO

Flagship Store

UBICACIÓN

Polanco, Ciudad de México, México

SUPERFICIE

470 m2

AÑO

2015

El reto de este proyecto consistía en renovar la imagen de la marca y generar un gran impacto a través de su nueva flagship store, que estaría ubicada en una de las zonas mas lujosas de Ciudad de México.

El proyecto parte de una renovación integral de una casa de mediados del siglo XX, construida en dos niveles, en donde se rescata parte de su trazado original de fachada y se le otorga un aire del tradicional hotel parisino de primera mitad del siglo XX, a fin de identificarlo con el concepto de la marca.

Se generaron los diferentes espacios a partir de un detallado diseño para cada mueble de exhibición, así como para cada pieza decorativa, con el fin de definir cada una de las líneas y productos que se comercializan.

Una de los encargos del cliente era que cada visitante debería experimentar los espacios imaginando estar en el suyo, por lo que era fundamental la generación de áreas vivenciales. Es así que, realizando un recorrido por la tienda, tenemos en el acceso un lobby de estilo hotelero, donde se pueden observar las nuevas líneas y tendencias en un espacio contiguo que también hace las veces de escaparate hacia la calle.

Ya en la zona central de la planta baja, encontramos la exhibición de las líneas de vajilla en un mueble con reminiscencias art-decó, acompañado por mesas destinadas a la puesta en escena de acuerdo a lo que el cliente vaya seleccionando.

Dentro de este mismo espacio se encuentra también la exhibición de cristalería, flanqueda por un bar diseñado y creado para que los clientes puedan también relajarse mientras disfrutan de los productos.

En la zona posterior, se sitúa la exhibición de productos para bufete en una ambientación ecléctica entre antique e industrial, junto a una terraza semi-techada destinada a la exhibición de mobiliario y piezas de exterior, la cual le aporta luminosidad y la cuota verde a través de un muro cubierto con vegetación natural, que también sirve como remate visual desde el interior.

Ya en el segundo nivel, nos encontramos con la recreación de una master-suite de hotel donde se pueden observar todos los productos referentes a blancos, textiles y accesorios para baño. También en este nivel está la exhibición de piezas y accesorios para cocina conformada por una instalación de mesas en diferentes tamaños amontonadas dándole un carácter divertido al espacio.

Los espacios se completan con las oficinas de diseño, gerencia, dirección y sala de juntas, mismas que conviven con la tienda en ambos niveles a través de muros vidriados, a fin de contar siempre con el contacto directo entre cliente y el producto, aún cuando los estén atendiendo en un espacio privado.

ART HOUSE TULUM

EL PRIMER CONDOMINIO DE LUJO EN TULUM ES HOGAR DEL ARTE, EL DISEÑO Y EL CONTACTO CON LA NATURALEZA

ARQUITECTO

Luciano Gerbilsky / Luciano Gerbilsky Arquitectos

TIPO DE PROYECTO

Condo Hotel

UBICACIÓN

Tulum, Quintana Roo, México

SUPERFICIE

2.120 m2

AÑO

2015

Ubicado en la zona selvática de Tulum, próxima a la franja costera, se desarrolló este proyecto rodeado de un entorno exuberante de belleza natural. El diseño se logra a través del estudio de la cultura local y experiencias vivenciales, con el fin de captar la esencia de este mágico lugar.

El resultado se traduce en tres volúmenes de líneas rectas y depuradas, de gran peso visual, que recuerdan las formas arquitectónicas mayas, especialmente las situadas en la zona arqueológica sobre la costa de Tulum.

Estos volúmenes, que contienen las diferentes tipologías, se unen a través de un área que hace las veces de núcleo central albergando las circulaciones, lobbies de cada unidad, elevador, escaleras y el vestíbulo principal, al cual se accede a través de un gran pórtico de altura monumental. Este espacio esta concebido como un gran lobby a toda la altura del edifico y cada nivel es atravesado por un claro central por donde cuelgan desde el techo del último nivel las luminarias diseñadas especialmente para el proyecto.

Cada uno de los niveles se va retrocediendo, generando balcones y terrazas privadas, donde se sitúan las albercas de cada una de las unidades.

Los materiales utilizados en fachadas están compuestos por piedra volcánica clase recinto y aplanados de concreto texturizado acabado en tonos tierra obscuro.
La cancelería fue fabricada en madera maciza de origen tropical, a fin de resistir los embates climáticos de la zona.

Las unidades ubicadas en la planta baja de la fachada principal, cuentan con una franja verde en su interior, limitada por una celosía de hierro, a fin de generar la privacidad necesaria hacia la calle y acceso, y complementar el lenguaje de diseño plasmado con este accesorio en los diferentes niveles.

El programa del edificio se compone de nueve 9 unidades, divididas en 6 tipologías con diferentes opciones de espacios, tamaño y distribución, todas cuentan con albercas envueltas de espectaculares vistas a la selva.

El diseño interior es de un lenguaje simple en sus formas pero a la vez sofisticado gracias a la composición de materiales, texturas y acabados.
Para lograrlo se incluyeron griferías y accesorios acabados en bronce antiguo, combinados con mobiliario en madera natural en baños y laqueados en tono “cian” en cocinas, aludiendo al maravilloso color que ostenta el mar de este paraje. Los muebles fueron diseñados especialmente para el proyecto, en maderas tropicales, tapizados en diferentes tipos de telas de lino y detalles en hierro.

Un aspecto fundamental del proyecto, es su estrecha relación con el arte. Como una de las acciones realizadas para fortalecer esta convivencia, se contó con la colaboración de un artista local con el cual se trabajó para que pueda plasmar su labor a través de una pintura de gran formato ubicada en el lobby principal y una serie de pinturas complementarias que se colocaron en los lobbies privados de cada unidad.

Yoma Noodle Bar

UN MÍNIMO BAR DE NOODLES QUE REPRESENTA LO ELEGANTE DE LA SIMPLICIDAD

ARQUITECTO

Luciano Gerbilsky / Luciano Gerbilsky Arquitectos

TIPO DE PROYECTO

Restaurante

UBICACIÓN

Ciudad de México, México

AÑO

2009

El bambú, el color blanco y un sutil esquema de iluminación hacen de Yoma Noddle Bar un espacio sereno y hospitalario para pasar un buen rato. Su diseño evoca detalles de la estética japonesa conjugada con un estilo contemporáneo. Un claro ejemplo de que en la simplicidad está la elegancia.

El toque principal en el diseño interior del restaurante consiste en una figura horizontal en la pared elaborada en madera bambú que recorre el perímetro del local y que está acompañada por una fina línea de iluminación. Asimismo, detalles como las dilataciones entre los diferentes elementos hace que cada muro y puerta se destaque por sí mismo.

La madera es el material esencial. Está presente en el piso, la pared, el mobiliario y la mampara que separa la cocina del resto del espacio. Bancas cúbicas y mesas rectangulares hacen juego con el concepto general. Igual sucede con la zona de Take Away, sección diseñada para que los clientes se asomen y lleven comida a su casa. Se trata de una sencilla barra, elaborada en los mismos materiales, acompañada de tonos tierra en los muros.

Mobica

UN GRAN ESCAPARATE FUNCIONAL DEDICADO A LA EXHIBICIÓN DE MUEBLES

ARQUITECTO

Luciano Gerbilsky / Luciano Gerbilsky Arquitectos

TIPO DE PROYECTO

Tienda de muebles

UBICACIÓN

Ciudad de México, México

SUPERFICIE

Variable

AÑO

2008 – 2010

Grandes escaparates -sobrios, prácticos y abiertos a romper convenciones- es el concepto que Luciano Gerbilsky Arquitectos ha implementado en algunos de los locales comerciales de la tienda de muebles Móbica. El proyecto parte de la planeación arquitectónica del espacio y contempla el diseño y fabricación del mobiliario para exhibición, siempre con la premisa de lucir al máximo cada una de las piezas.

La sucursal Móbica Esmeralda, como el resto de estas tiendas, se ciñe a una estética corporativa, creada por el arquitecto Luciano Gerbilsky, que distingue a la marca. La visión consistió en sacar el mejor provecho del espacio a través de la creación de fachadas y la ubicación de estructuras metálicas. La claridad acerca de lo que se va a exponer derivó en la premisa del proyecto: la mejor distribución posible de los exhibidores en el espacio. También se enfocó en el detalle de los acabados interiores, en lozas y piso.

La tienda cuenta con diferentes zonas de exhibición. Un primer componente es el del perímetro, para el cual fue diseñado un mobiliario específico con varios fondos intercambiables: uno tipo caja de luz con acrílico, otro sólido con tono de madera y otro más en color blanco liso para resaltar aquel producto que requiera de un fondo más neutro. El diseño modular de las repisas considera diversas variables de altura con el fin de adaptarse a cada necesidad.

Tres tipos de mostradores, en la misma línea, se sitúan en las islas centrales. Uno consiste en una estantería, como la del perímetro pero más baja y movible, que exhibe los objetos con diferentes fondos y niveles de altura. Otros exhibidores son mesas con ruedas, estilo industrial, o una simple parrilla colgante para lámparas.

La innovación en el diseño del mobiliario está directamente vinculada con el objeto a enseñar. Por ejemplo, para exhibir sillas se crearon repisas voladas soportadas por tensores. La caja consistió en tres módulos de color blanco de estructura simple y neutra. También se cuenta con zonas libres para armar y transformar creativamente diferentes espacios de exhibición para sala, comedor y habitaciones.

Lo que inició como un espacio vacío se transformó en la estructura versátil y moderna de una tienda lista para su montaje. El trabajo siempre tuvo en mente la idea de construir el mejor escenario para un protagonista: el producto.

Public

UN DELI Y UNA MULTI TIENDA EN UN LENGUAJE INDUSTRIAL ES EL REFUGIO EN UNA MODERNA ZONA EMPRESARIAL DE CIUDAD DE MÉXICO

ARQUITECTO

Luciano Gerbilsky / Luciano Gerbilsky Arquitectos

TIPO DE PROYECTO

Multi tienda

UBICACIÓN

Ciudad de México, México

SUPERFICIE

350 m2

AÑO

2014

En el complejo empresarial Tecnoparque en Azcapotzalco hay un local comercial que resalta por su diseño. Public funciona como una especie de deli con varias opciones de servicio diferenciado para cubrir las necesidades de mucha gente que trabaja en los corporativos alrededor: una zona de comidas, otra de regalos y productos de impulso, una farmacia y una más que ofrece el servicio de tintorería.

Un diseño sobrio, con materiales muy neutros como ladrillo antiguo, cemento, maderas naturales y estructuras de metal crean al especio un look industrial, pero a la vez moderno y acogedor. El mobiliario en negro y el piso de concreto pulido están acompañados por sillas metálicas tipo Toilet y mesas cubiertas de madera. Los regalos se exhiben en estanterías metálicas con repisas removibles, y griferías de piso, con imágenes gráficas adaptables.

Cada sector tiene personalidad propia: la barra del bar invita a relajarse; la farmacia cuenta con estantería tipo botica antigua; la tintorería parece un atelier clásico con colores más claros que hace referencia a las telas; la zona de launch está pensada en su diseño para que la gente se siente a leer o a comer en una situación diferente; y un área con una mesa comunal para que los visitantes convivan. Al final, este espacio invita a un nuevo aire en las rutinas laborales de quienes entran a Public a comer, descansar o simplemente distraerse.

Dominga

UN CLÁSICO RESTAURANTE ITALIANO EN DONDE EL HORNO DE LEÑA
ES EL GRAN PROTAGONISTA

Dominga suponía el reto de crear un restaurante tipo italiano adaptado para el público mexicano. Un espacio familiar donde se haría partícipes a los comensales de la preparación de la comida gracias a un horno de barro ubicado en la gran terraza que funge como comedor principal. Allí se terminarían de cocer los platillos, sobre todo las pizzas, las grandes estrellas del local.

Una gran cocina a la vista de los clientes hace aún más inclusiva la dinámica del restaurante. Otra de la zonas imponentes es la barra cuyas maderas aviejadas y una lámpara de tela evocan el estilo de un bodegón. Los baños también cuentan con muchos detalles de diseño como espejos de acrílico, un material moderno con un detalle gargoleado antiguo; lavabos de concreto y las paredes forradas con un wallpaper especialmente diseñado a través de un collage de los periódicos más importantes del mundo.

Cada toque completa un estilo muy casual, pero a la vez elegante: mobiliario de madera de encino, pátinas cardeadas y avejentadas que crean un aspecto antiguo, sillas Thonet como de café europeo y otros accesorios de decoración antiguos. Del techo negro cuelgan telas impresas, tipo toldos, que tienen impresiones de plantas, en tonos neutros.

Esta terraza europea, en la zona de Polanco de Ciudad de México, remite a la imagen de una típica trattoria italiana, aunque con un diseño único. A tal punto que no faltan las pizarras negras donde se encuentra escrito el menú diario ni el tradicional cuadro que retrata a la sra. Dominga, la abuela italiana que preparaba la pasta, y que da nombre a este lugar de antaño que invita a sentirse en casa.

ARQUITECTO

Luciano Gerbilsky / Luciano Gerbilsky Arquitectos

TIPO DE PROYECTO

Restaurante italiano

UBICACIÓN

Polanco, ciudad de México

AÑO

2009
La Esquina del Té

UN ESCAPARATE DEDICADO AL TÉ QUE EVOCA EL ESTILO FRANCÉS RÚSTICO

ARQUITECTO

Luciano Gerbilsky / Luciano Gerbilsky Arquitectos

TIPO DE PROYECTO

Tienda de Té

UBICACIÓN

Ciudad de México, México

AÑO

2010

Entre las calles Ámsterdam y Sonora, en la colonia Condesa de Ciudad de México, existe un pequeño local rústico y vintage para ir a comprar y tomar el té. La Esquina del Té evoca un estilo citadino francés, a la vez que reúne una serie de elementos de interiorismo que componen la identidad de esta marca, con varias sucursales en la ciudad.

La esencia del espacio interior se basa en el trabajo de la madera, pintada con dos tintes diferentes. La combinación del tono gris tierra con el amarillo tipo provenzal ofrece sensación de finura y un sabor antiguo. El suelo es de piedra de recinto negra, los techos de madera entintados y los muros aplanados exhiben un verde alimonado, propio de la imagen corporativa.

Otro elemento clave de la ambientación consiste en una suma de capas de iluminación, como la que se encuentra detrás del falso techo y los spots que iluminan los muebles. Uno de ellos, es una silla Tonet, clásica de los bares españoles, franceses e italianos situada en un rincón. Este sofisticado mueble capitoneado invita a sentarse a degustar la variedad de tés.

Y así, como un gran escaparate que llama la atención desde afuera a través de su cristalería abierta a la calle, cada detalle del mostrador, las luces y el mobiliario se conjuga para retratar la marca de esta clásica tienda. De tal manera que quien camine por ahí, con un solo vistazo, diga: “es La Esquina del Té”.

SALA VIP AMEX

UN OASIS DE EXUBERANCIA INSPIRADO EN LAS TRADICIONES MEXICANAS

ARQUITECTO

Luciano Gerbilsky / Luciano Gerbilsky Arquitectos

TIPO DE PROYECTO

Sala de espera de aeropuerto

UBICACIÓN

Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

SUPERFICIE

700 m2

AÑO

2016

En medio de prisas, ansiedad y filas propias de los aeropuertos, la Terminal 1 Internacional del Aeropuerto Benito Juárez cuenta con un oasis: la sala lounge de American Express. Este espacio, que evoca la naturaleza y elementos propios de la cultura mexicana, se convierte en un paraíso virtual para relajarse y esperar el vuelo en medio de una copa de vino, un buen platillo o un masaje.

El camino de este proyecto de diseño arquitectónico y de interiores comenzó con la convocatoria a un concurso y terminó con un sensacional salón que, gracias a la creatividad y la elección de materiales, parece ubicarse en cualquier lugar menos en un rincón de un ocupado aeropuerto.

El punto de partida conceptual fue un consenso entre los lineamientos corporativos de la marca y la libertad creativa de incluir elementos de identidad mexicana. De este modo, los viajeros sienten que están en la ciudad donde se encuentra el aeropuerto. Así, Salón Centurion Lounge se inspira en un aspecto interesante de la cultura mexicana: las chinampas, esa forma innovadora de islas para cultivar utilizadas por los aztecas.

Se parte de esta idea para la creación de un lugar intermedio que divide las dos áreas: Centurion y Platinum. Esta separación es una especie de isla irregular y orgánica, cuya área verde es creada por sombras de plantas generadas por una lámpara central y dos celosías gigantes. Un efecto que despierta la energía visual, representa las chinampas y brinda la grata sensación de estar en un espacio exterior.

Al entrar, un gran mostrador de madera orgánica da la bienvenida y el primer impacto son los muros con jardines verticales, una contundente forma de traslado a un entorno agreste, lejos de la civilización. Luego aparecen las dos áreas mencionadas, según los grupos de tarjetahabientes, cada una con acceso independiente.

La Sala Platinum tiene un área central para sentarse y una un poco más social con una larga y cómoda banca perimetral. En la Centurion se ubica, además, una zona privada con una cava central que ofrece variedades de vino y licores. Su diseño representa un telar mexicano y entre sus trenzas de hilo se exhiben las diferentes bebidas alcohólicas. Ambas secciones cuentan con mesas comunales para reunirse a trabajar y comer las delicias que prepara Enrique Olvera, el chef más importante de México.

Mientras el piso de la Platinum es de porcelanato tipo madera, la Sala Centurion se torna más elegante gracias a una alfombra acogedora y acabados sofisticados. Incluso un muro con maletas pintadas, que existe en todas las salas lounge de American Express en el mundo, en este caso está elaborado con maletas de verdad. Centurion también se engalana con una galería de arte –que exhibe obras del artista Pedro Friedeberg-, así como con mobiliario más cómodo y espacios amplios.

Los niños también tienen su lugar, especialmente diseñado para su entretenimiento: un tapete con un dibujo que muestra los campos tal como se ven desde el avión, una casita con un gran sofá de madera, pufs que simulan rocas gigantes y un área multimedia. Todo este espacio alusivo a la fantasía está iluminado con mapamundis y se separa de la zona de adultos mediante una celosía que simula un bosque.

Por su parte, los baños se componen de cerámica antigua, muebles de mármol con detalles dorados, grifos y estructuras de cobre. En la misma línea natural, las paredes están cubiertas por un papel tapiz de árboles. Se trata de olvidar el concepto de baños corporativos, para hacer evidente un referente de hotel de lujo.

Entre piedra negra y materiales naturales se encuentra el spa, para consentir y relajarse antes de volar. La mezcla de materiales naturales, lo verde, las maderas y lo rústico componen una atmósfera cálida para pasar un buen rato y convivir en medio de la vorágine del aeropuerto.

DESIGN HOUSE 2015

TRES ESPACIOS CONCEPTUALES EN TORNO A UN CLIENTE ARISTÓCRATA

ARQUITECTO

Luciano Gerbilsky / Luciano Gerbilsky Arquitectos

TIPO DE PROYECTO

Showroom de diseño 

UBICACIÓN

Ciudad de México

SUPERFICIE

200 m2

AÑO

2015

El espacio está basado en una suite de hotel de lujo en emplazamiento exótico. Se divide en tres áreas definidas por su funcionalidad.

En el área central se encuentra la cama acompañada por un escritorio, bar y una interpretación escenográfica de una ventana, donde se proyecta en film con el contenido de los trabajos del despacho.

En el área contigua encontramos el baño, dividido en zona seca, conteniendo vestidor, tocador y zona húmeda con tina, lavabo y regadera.

Por último tenemos el área más conceptual y experimental que interpreta el balcón terraza de la suite, a través de un árbol abstracto, unos lienzos tejidos que representan la vegetación y el piso compuesto por canicas y piedras de cristal plateado simulando la grama.

El diseño y ambientación están inspirados por un personaje que fue plasmado en una pintura ubicada en el vestíbulo, al que se le describió como un aristócrata apasionado por las artes, explorador del mundo y de espíritu libre.