BE TOWER CANCÚN

07 agosto 2015,   By ,   0 Comments

LA SINGULARIDAD DE ESTE APARTAMENTO DE LUJO RESIDE EN EL CUIDADO DISEÑO DE CADA ELEMNTO

Una espectacular playa y el mar caribe mexicano es la panorámica que se divisa desde este magnífico penthouse en Puerto Cancún, uno de los desarrollos más exclusivos de la ciudad. Se trata de un proyecto arquitectónico y de interiorismo lujoso y refinado.

Una amplia zona de recepción da la bienvenida con un gran espejo de agua, donde flota una escultura, que es la antesala de una gran alberca, entorno a la cual se configura toda la zona social. La piscina consiste en un espacio de agua in-out, está demarcada por una serie de paneles que se cierran o abren, tanto para proteger de los fuertes vientos de Cancún, como para vincular por completo la piscina a la zona social. De este modo, la planta baja en su totalidad puede quedar convertida en una gran terraza totalmente abierta. Los muebles de exterior están trabajados con interesantes detalles textiles y de iluminación perimetral, que parecen estar flotando por encima del suelo.

Un elevador de cristal, situado en la terraza principal, conecta los dos niveles del departamento y su singular diseño crea una conexión entre el interior de la planta baja y el exterior del segundo piso. Un puente de cristal enlaza con un play room, una zona de billar, un micro cine y una biblioteca. Luego se encuentran dos recámaras y la habitación principal –con vista al mar- cada una con sus baños, vestidores y walking closet. La terraza de la habitación principal cuenta con un jacuzzi panorámico y de desborde infinito, desde el cual no solamente se puede ver la alberca de abajo, sino el mar.

Como siempre en los proyectos de Luciano Gerbilsky Arquitectos, los baños tienen mucho carácter. En este caso resaltan materiales como lienzos y el ladrillo pintado que da la idea de un cerámico antiguo. También se combinan espejos de madera tratados al estilo rococó con el toque moderno del mueble detallado con cerrajes en acero cromado.

La esencia del proyecto radica en el reflejo de los materiales, de extrema calidad y elegancia, que evidencian la sofisticación del espacio. La decoración en general está guiada por una paleta de colores en la cual predominan los violetas y lilas. También se utilizan colores veraniegos como el salmón, apoyado con tonos neutros como negros, blancos y tierras. La diversión playera, en cuanto al color, la aportan los tapetes. En contraste, los muebles de sala y comedor, que son reinterpretaciones de modelos antiguos, evocan el aire de distinción que conserva cada rincón. Las lámparas que la acompañan fueron diseñadas como grandes candiles en lámina de acero dorada, con gotas de cristal de cobre.

En medio de muros, en su mayoría forrados en madera, y un techo de estilo muy clásico y toques modernos, este espacio ecléctico creado para la relajación y el descanso es una reminiscencia de un fastuoso hotel de gran diseño.

ARQUITECTO

Luciano Gerbilsky /Luciano Gerbilsky Arquitectos

TIPO DE PROYECTO

Vivienda de lujo

UBICACIÓN

Cancún, México

SUPERFICIE

1.000 m2

AÑO

2013